En Latam y el mundo hablan de Navent

Prensa

ss

Prevalece lo vanguardista

La Nación, 01-2016 Argentina.

Los hábitos de consumo cambiaron, el público exige innovaciones y sustentabilidad, lo que obliga a los desarrolladores a agudizar el ingenio a la hora de brindar opciones útiles para la vida actual.

La creatividad transformó el mercado del desarrollo inmobiliario, ajustándose a los escenarios, contextos y nuevas costumbres sociales. Las prioridades y hábitos de consumo cambiaron y junto a ellos, mutaron las formas de vida. Consecuentemente, la oferta de emprendimientos debe evolucionar y eso enfrenta a desarrolladores a estar permanentemente actualizados en cuanto a las nuevas tendencias y comprender como viven o desean vivir los potenciales compradores de sus proyectos.

Néstor Curland, arquitecto y director de Zentrum Emprendimientos, destacó: “En línea con ello, algunas instalaciones fundamentales de los desarrollos han comenzado a variar. Por ejemplo, las generaciones más jóvenes valoran servicios como conexión y velocidad de acceso a Internet. Aparece una navegación permanente, tanto por cuestiones laborales, como de esparcimiento. Incluso la red comienza a suplantar algunos servicios tradicionales como la televisión por cable. Por ende, al momento de planificar y proyectar, debemos estar atentos a estos cambios de hábitos que deben ser traducidos indefectiblemente en modificaciones de los desarrollos inmobiliarios”.

Esta compañía, en la actualidad, entre otros proyectos, lleva adelante Larralde Leaves (en Crisólogo Larralde y Ciudad de la Paz, a 80 metros de la avenida Cabildo), y Santos Dumont 2470, un moderno edificio de viviendas y estudios ubicado en Belgrano, próximo a Palermo Hollywood.

Definitivamente, las personas están cada vez más tecnificadas y lo mismo quieren para su casa y oficina. Adrián Giménez, CEO de ZonaProp, comentó: “Estamos viendo grandes cambios en cuanto a la tecnología para ser aplicada en el hogar, como programar el encendido de un aire acondicionado desde el celular”. En caso de renta temporaria, la incorporación de cerraduras digitales con funciones activadas vía Internet, permiten controlar fechas de ingreso y salida, reemplazar códigos de acceso y mayor seguridad, sin la obligación de presenciar cada renovación de contrato.

El hecho de ofrecer Internet desde un server centralizado que abastece a todo un edificio contratado a un proveedor mayorista, asegura una tarifa un 40% más económica, de mayor calidad y velocidad y abonada por expensas.

Curland, agregó: “La telefonía IP provista por Internet ofrece un sinfín de ventajas en los edificios de propiedad horizontal: permiten unificar porteros eléctricos y teléfono en un mismo equipo, tener distintos internos dentro de un edificio para contactarse con seguridad, portería, salón de usos múltiples, gimnasio o piscina a un costo reducido”. Además, suma la posibilidad de monitorear accesos, subir y bajar persianas, encender o apagar las luces del interior o exterior desde cualquier PC, tablet o celular, independientemente del lugar en el mundo donde uno se encuentre.

Por su parte, Giménez dijo: “La tecnología es muy valorada por los compradores o inquilinos e influyen a la hora de pagar un poco más por la unidad. Las personas están cada vez más tecnificadas y quieren tener esa prestación en su casa”.

La prioridad de los clientes

Curland destacó: “Desde nuestro lugar de desarrolladores y arquitectos debemos estar atentos a los mínimos indicios que nos solicita el mercado para rediseñar nuestra oferta. Estos aportes, si bien no tienen una correlación directa con los valores de plaza en términos de mejoras en precios de venta, sí permiten aportar diferencias de la oferta tradicional y captar un público deseoso de aprovechar dichas ventajas”.

Alejandro Ginevra, presidente de GNVGroup, aseguró que el diseño del proyecto inmobiliario debe reflejar permanentemente las tendencias de la sociedad. “La reducción de los tamaños de las familias, se traduce en una menor demanda de unidades de muchos dormitorios. Sin embargo, los ambientes han crecido en superficie dando paso a mayor confort y flexibilidad. Por otro lado, creció el protagonismo de amenities en los edificios, permitiendo a sus habitantes disfrutar su tiempo libre en espacios de calidad”, aclaró Ginevra.

En el caso de ZonaProp, Giménez detalló: “Los más jóvenes buscan departamentos para alquilar, la mayoría cuenta con un presupuesto de 6000 pesos por mes y los barrios preferidos son Belgrano, Palermo y Colegiales. Buscan la cercanía con universidades y transporte público así como las estaciones de subte”.

Ginevra agregó: “Los jóvenes valoran mucho todo lo que los ayude a optimizar sus tiempos. A la hora de elegir sus viviendas, tienen en cuenta las facilidades que brinda el complejo como pileta, gimnasio, espacios verdes, seguridad, cercanía a áreas de servicio, entretenimiento y acceso a transporte público”.

Edificios tecnológicos

Todos los edificios de GNV Group cuentan con instalaciones de tecnología avanzada para seguridad y comunicaciones con circuito cerrado de televisión, control de accesos, detección de incendios, telefonía, datos IP, Wi Fi en áreas comunes y helipuerto en una de las torres de WTC. Además, están trabajando para poder ofrecer Wi Fi en la plaza de cuatro hectáreas que poseen en el Dique 1, frente a Madero Harbour.

“Hemos introducido estrategias de green building sustentabilidad en nuestras construcciones tales como reutilización de agua para riego, espacios verdes, fachadas vidriadas de altas prestaciones y sistemas de climatización inteligentes. Una de las últimas tecnologías que incorporamos para la construcción de Harbour Tower, es la de cocheras con enchufes para poder cargar autos eléctricos”, agregó Ginevra. Y detalló: “Buscamos edificios que se identifiquen con la vanguardia tecnológica y asumimos los costos que esto implica. Tenemos plena convicción de que nuestros clientes valorarán esta filosofía empresarial”.

Actualmente, Gnvgroup se encuentra finalizando la construcción de World Trade Center 3 y 4, dos edificios de oficina AAA y Harbour House, un edificio residencial con 72 unidades premium, que constituyen la cuarta etapa de desarrollo de Madero Harbour.

En breve, comenzará la construcción de Harbour Tower, edificio que constituirá un nuevo hito en la arquitectura de la ciudad de Buenos Aires. Tendrá 50 pisos con unidades entre 75 y 500 m2 y amenities que desafían la imaginación: piletas cubiertas y descubiertas, spa, microcine high tech, jardín de yoga y lavadero de autos, entre otros.

En cuanto a los costos, “es muy difícil poder traducir la suma de nuevas tecnologías para la construcción de un edificio, ya que no depende sólo de los amenities que se sumen, sino también de las plataformas que se usen en la construcción y los materiales”, declaró Ginevra.

En Harbour House los valores son de un promedio de 67.500 pesos el m2; en WTC 3 y 4 de 75.000 pesos el m2 y en Harbour Tower de 90.000 pesos el m2.

Los próximos pasos estarán volcados hacia la arquitectura sustentable, “reemplazando terminaciones e instalaciones, que nos permitan aportar al cuidado del medio ambiente, una propuesta que ya representa un valor agregado a todo nuestro quehacer edilicio”, concluyó Curland.

Contacto

NaventNaventNavent