En Latam y el mundo hablan de Navent

Prensa

xx

Nicolás Tejerina: “Creceremos con compras y apuntamos a un IPO”

El Cronista, 10-2016 Argentina.

El número uno de Navent, que controla portales de empleo e inmuebles, anticipa su estrategia. Por qué Córdoba, Rosario y Mendoza están cerca.

Un euro. Habían pasado sólo cuatro años desde aquel 1999 en el que en la Argentina y en el mundo todos los proyectos de Internet estaban condenados “al éxito”. Sin embargo, Nicolás Tejerina no dudó en quedarse con Bumeran a cambio de esa simbólica suma e infinidad de gastos corrientes para evitar el desguace. Terra le había bajado el pulgar a la empresa de clasificados de empleo online y surgió la oportunidad de ir por la revancha. Eran 40 personas con presencia en seis países y unos US$ 500.000 de facturación. La economía del frío había impactado de lleno en el mercado laboral y culturalmente otro era el mecanismo utilizado para la búsqueda de empleo. Millones de personas llevaban sus currículums a las secretarias y direcciones de Recursos Humanos, que en la mayoría de los casos terminaban hechos un bollo en algún escritorio. “Faltaba masa crítica y era importante esperar”, recuerda Tejerina, quien hoy administra nueve países y unos 950 empleados.

La industria de clasificados virtuales en América latina es de unos US$ 2500 millones, de los cuales un 10% es virtual, estiman en la firma. La proporción se invertirá en el corto plazo, según sus propios cálculos. Ya en 2009, tras el ingreso del fondo de inversión Tiger al capital accionario, la decisión fue crear Navent como marca paraguas y sumar a los inmuebles como la otra unidad estratégica. Ahora van por un nuevo capítulo, que incluye adquisiciones en el corto plazo y la mira puesta en el IPO (oferta pública de acciones, por sus siglas en inglés). De hecho, el sitio Techcrunch ya los colocó en el décimo puesto de las firmas de la nueva generación que mayor valor tienen en América latina, con un monto de US$ 600 millones, detrás de MercadoLibre, Despegar y Globant, entre las principales argentinas. En ese mismo informe destacan la capacidad de nuestro país y de Brasil, entre los principales de la región, para producir lo que en la jerga se denominan unicornios desde América latina. En un mano a mano con LA NACION, Tejerina anticipa sus pasos y smartphone en mano se muestra entusiasmado con su conexión 24 x 7 a lo que define como una pasión absoluta que es la del crecimiento de la compañía en el largo plazo hasta convertirse en un lugar aspiracional para todos aquellos que por allí pasaron.

-¿Cómo fue el día después de la compra de Dridco?

Fue una integración con la velocidad de Internet. Hubo mucha gente que no quiso seguir, otra que en el momento en que se negociaba la adquisición no llegó al traspaso porque otras firmas le hicieron ofertas, y finalmente el equipo quedó conformado y estamos más que conformes con ello. Hubo mucha integración fuera de los países; en la Argentina no fue tan disruptivo porque los negocios son muy sólidos, y en otros países donde el estadío de desarrollo era menor decidimos cerrar las oficinas. Estratégicamente tomamos la decisión de que ZonaJobs y Bumeran compitan entre los dos equipos porque tienen distintos segmentos y sentíamos que acá la fórmula uno más uno no daba dos. Ese fue un punto clave al momento de proyectar el futuro.

-¿Cuál es la apuesta con las distintas adquisiciones que van sellando?

-Lo que más miramos es que la porción de la publicidad que va al online en América latina para clasificados de inmuebles sigue siendo muy chica. En los países más maduros es de un 50 por ciento y por ello estamos convencidos de que crecerá a un ritmo del 20 por ciento anual en dólares durante los próximos años.

-¿Tienen previsto hacer una oferta pública de acciones?

-El acceso a capital administra el crecimiento. Para poder aprovechar este mercado que crece claramente puede ser un camino cotizar en bolsa.

-La última rueda de inversión en la que entró Riverwood fue de US$ 43 millones; ¿cuál será el destino?

-Garantizamos la capacidad de ejecución de nuestro plan. De manera orgánica no necesitamos más fondos. Existen posibilidades de adquisición y si se concretan buscaremos capitales. Lo que vemos es que el negocio de clasificados de inmuebles es cada vez más local. Tenemos 9 países en América latina, Brasil con nueve oficinas, México con cinco y en los demás una sola, y estamos convencidos de que las ciudades del interior tienen mercados muy atractivos.

-¿Se habla de una adquisición en Córdoba?

-Córdoba, Mendoza y Rosario son parte de nuestra estrategia.

¿Qué implica concretamente?

-Nosotros decidimos como grupo operar bajo una misma plataforma tecnológica, pero luego las marcas cambian porque son localmente relevantes. La problemática del paraguas es mas corporativa que del consumidor. En marcas donde compramos una cartera pero en que la brand juega en contra, las cambiamos, si no se mantienen.

-¿De qué depende la velocidad de crecimiento?

-Hoy somos mil personas en 27 países con tres líneas de negocio que le dan cierta complejidad. En seis meses duplicamos el tamaño de la compañía.

-Techcrunch los valuó en US$ 600 millones.

-Públicamente no discutimos de valuaciones. Pero no me sorprende que estemos entre las 10 más grandes de América latina. Lo que hoy ves en los mercados es que hace dos o tres años sólo se valoraba el crecimiento de las ventas y ahora cuánto podés crecer siendo rentable.

-¿Tienen fecha para el IPO?

-En dos años podemos buscar el acceso de capitales como alternativa, aunque hoy muchas firmas postergan salir al mercado para acelerar las compras y evitar algunos temas regulatorios.

-¿Cuál es el error más frecuente que cometiste?

-Contratar rápidamente por un tema de ansiedad. Necesitamos cubrir determinada vacante y para agilizarlo bajé la vara y no pensé claramente la descripción del puesto.

-¿En algún momento te desconectás?

-Siempre estoy conectado. Viajo muchísimo, mis accionistas son americanos, opero en nueve países, tengo tres hijas y trato de estar siempre los fines de semana con ellas y mi mujer. Me divierte lo que hago y no lo veo como un trabajo, cierra entusiasmado.

Contacto

NaventNaventNavent